Tratamiento galvánico

Las fases del tratamiento galvánico

El proceso de elaboración se desarrolla en dos fases: el tratamiento químico y el tratamiento electrolítico.
Al principio, la parte plástica pasa por una fase de tratamiento químico de erosión que determina una microporosidad superficial, la cual es recubierta seguidamente por partículas de paladio y níquel autocatalítico con un espesor de pocas micras.

Al término del proceso químico, la parte presenta conductividad eléctrica, permitiendo la puesta en marcha del ciclo electrolítico, que se desarrolla en varios pasos de elaboración. En la prima fase está previsto el depósito electrolítico de cobre, que da brillo al soporte plástico. Seguidamente, se pone en marcha el depósito electrolítico de níquel, que protege el substrato de la oxidación y permite el depósito de diferentes tratamientos sucesivos, los cuales determinan el acabado final elegido por el cliente.
El proceso de galvanización es posible solo para los siguientes materiales plásticos:

  • ABS (acrilonitrilo-butadieno-estireno), un termoplástico utilizado para crear materiales ligeros y al mismo tiempo rígidos.
  • Bayblend, un polímero obtenido de la mezcla de Policarbonato y ABS (PC/ABS). Es un material capaz de ofrecer el mismo rendimiento estético que el ABS, pero con un nivel de resistencia mecánica mucho más elevado, gracias a la presencia del policarbonato.
  • PP o Polipropileno: es un polímero termoplástico con características similares al ABS, pero con un resultado estético general, en la fase de moldeado y, como consecuencia, de electrodeposición, peor respecto al ABS. Se aconseja el uso de este material solo y exclusivamente en el caso de que haya razones técnicas imprescindibles; en el caso contrario siempre es aconsejable el uso del ABS para obtener un resultado de calidad decididamente mejor.

¡Visitad la página dedicada a nuestros plus para conocer todas las características de nuestas elaboraciones!

Proceso Químico

El proceso químico sirve para preparar la pieza de plástico para los diferentes pasos.
Para que la pieza se pueda tratar, el plástico tiene que ser de tres tipos:

  1. ABS Bayblend
  2. PP  
  3. Polipropileno.

La pieza se sumerge en una solución líquida a altas temperaturas. Esto permite la apertura de los poros en la superficie para permitir el depósito de estratos metálicos de los siguientes pasos.
Durante este primer paso se depositan dos estratos, uno de paladio y el otro de níquel.

Estadio galvánico

El primer estrato de níquel es reforzado por un estrato de cobre ácido electrolítico.
Se deposita un segundo estrato de cobre de alta densidad para darle brillo al producto.
El sustrato de cobre es recubierto por un estrato de níquel que puede ser: brillante, opaco o semi-opaco.

Acabado de color

En este paso llevamos a cabo las peticiones del cliente en lo que respecta al color y el acabado.

Fisherscope® XRAY. Calidad certificada.

Existen diferentes pasos que juntos definen la calidad de un tratamiento decorativo.
Uno de estos es, sin duda, la supervisión regular de los diversos estratos metálicos.

Para verificar el espesor de depósito de los diferentes estratos metálicos, contamos con el  instrumento FISCHERSCOPE XRAY XAN222, el instrumento más avanzado disponible actualmente en el mercado, que puede verificar con extrema y absoluta precisión los espesores depositados en muy pocos segundos y sin que se destruya la pieza para garantizarle al cliente la perfecta reproducibilidad de nuestros tratamientos en el tiempo.

Pero, ¿cómo garantizar la calidad de nuestros tratamientos?

Cada proyecto y producto prevé, por procedimiento interno, la producción de una serie previa para la homologación del proceso, del acabado y del resultado estético.
Realizamos la cartografía de la serie previa para identificar las dispersiones mínimas y máximas de depósito aplicado, y sometemos los detalles a una medición X-RAY con el
instrumento FISCHERSCOPE X-RAY XAN222. Los resultados de los análisis se recogen en el software interno y se genera un certificado de depósito, enviado al cliente de forma paralela a la serie previa.

El cliente somete los detalles de las pruebas previstas para conseguir la homologación.

Cromoplastica se compromete a mantener en el tiempo y de forma constante espesores de depósito mínimos y máximos indicados en el certificado, para garantizar la perfecta conformidad con las exigencias técnicas y de resistencia establecidas y verificadas por el cliente en la fase de serie previa.

Seguridad total para que todos nuestros clientes queden totalmente satisfechos. 

Ask for our "Colors Box" completely FREE.

Click here!

EN EVIDENCIA

Nuevo Acabado, tratamiento galvánico Exclusivo: Id a los detalles y dejaos sorprender por los efectos especiales